Como parte de los festejos por el 50 aniversario de la cinta se decidió que el film de culto de Stanley Kubrick será restaurado y presentado en la próxima edición del festival y también será reestrenada  en algunos cines de Estados Unidos el 18 de Mayo.

En el comunicado que se emitió por parte del festival se anuncio que será la sección “Cannes Clasics” dentro del mismo festival donde se estará proyectando y que será una copia de 70 milímetros tal cual como si fuera su estreno en el año 1968.

El día 12 de Mayo es el marcado para la proyección que contará con la presencia de Christopher Nolan y algunos familiares del director.

La idea, aparte de rendirle tributo a esta obra de culto, es la de que los fans puedan sentir ese misticismo de ver la cinta en la pantalla grande.