Renee Bennett sabe los que se siente ser una persona promedio en la ciudad de Nueva York. Después de caerse de la bicicleta y golpearse la cabeza, ella despierta en el vestidor y ahora se ve hermosa. Excepto que, para todos los demás, ella se ve exactamente igual. Aunque su apariecia no ha cambiado en absoluto, la seguridad de “la nueva” Renee la lleva a alcanzar lo que siempre soñó. ¿Que pasará cuando se dé cuenta que su apariencia nunca cambió?.