A la Deriva

Si creías que es una película más sobre un naufragio, puedes estar tranquilo, ya que esta película va más allá de todas las historias que hemos visto de este tema. Basada en la historia real de Tami Oldham y su prometido Richard Sharp, en parte adaptada también a la historia homónima del autor Horacio Quiroga, que por cierto si no la has leído, te recomiendo no hacerlo, antes de ver la película, ya que podría ser un spoiler.

(Tami y Richard reales)

(Historia Homónima de Horacio Quiroga)

Es interesante la estructura narrativa de la película, ya que no es lineal, sin embargo no te pierdes en ningún momento, además de que tiene un giro a la historia que la hace diferenciarse de otras similares.

Protagonizada por Shailene Woodley (Los decendientes) y Sam Claflin (Yo antes de ti), nos muestran la historia de Richard Sharp, quien es un marinero que ha recorrido el mundo, pero que a pesar de disfrutar de las aventuras en el mar, se siente solo y busca quien lo complemente, por su parte Tami Oldham, es también una chica aventurera, que escapó de su casa buscando aventuras y recorrer el mundo.

Ambos se embarcan (literalmente) en una misión en la que no tienen idea qué les espera, ya que además de ser un viaje larguísimo, se ven envueltos en uno de los peores huracanes de la historia, categoría 4.

Lo interesante de la historia es que te deja una reflexión acerca del poder de la mente, podemos ver que la protagonista, sin tener experiencia previa, con conocimientos limitados de navegación logra sobrevivir en medio de la nada por más de 40 días, soportando condiciones extremas, hambre, deshidratación, miedo, desesperanza y aún así logra su cometido de reparar en lo posible y dirigir la embarcación a una zona donde pudieran hallarlos.

Creo que la actuación de Shailene pudo haber sido un poco más fuerte, sin embargo, logra definitivamente el propósito de transmitir emociones, en cuanto a Sam Claflin, creo que quizá quedó un poco encasillado en un papel muy similar al de “Yo antes de ti”, ya pareciera que su personaje realmente no hace nada, poco después entenderemos el por qué del desarrollo como tal del personaje, pero aún con la justificación, creo que fue un poco plana su actuación, los efectos especiales, buenos la mayor parte de la película, los de la tormenta/huracán como tal, no se me hicieron tan convincentes.

    

 

En general, si quieres pasar un rato entretenido, donde te pasas 3/4 de la película mordiéndote las uñas y el resto te invade un sentimiento entre meloso por la historia romántica y esperanzador, si eres demasiado sentimental (como yo), quizá requieras unos pañuelos al final.