¿Qué tienen en común un surfista y un fotógrafo? En primera instancia podríamos pensar que nada y que ésta es una pregunta absurda, sin embargo, el documental “Under an Artic Sky” nos enseña que la relación entre estas dos figuras puede convertirse en algo muy cercano y sobre todo, muy apasionante.

La premisa de este documental es justamente el deseo de los surfistas por conquistar nuevas olas en sitios inimaginables (realmente inimaginables) y bueno, para un fotógrafo no hay mejor momento que aquel en donde todos sus elementos posan y se iluminan para ser retratados. Estos dos objetivos dentro de una misma historia da como resultado este documental de Netflix.

Realmente el argumento es muy sencillo pero interesante
y por lo tanto, no voy a entrar en detalles porque les contaría el resto, pero si les gusta ver algo que visualmente es muy impresionante, les aseguro que esta recomendación puede ser su próxima opción. Además, la duración de este documental es realmente corta, son aproximadamente 40 minutos en los que, por empatía, sentirán nervios y frío pero al mismo tiempo se apasionarán y emocionarán de ver como todos logran su objetivo.

Por otro lado, será imposible no pensar “¿cómo se les pudo haber ocurrido?” “¿Acaso están locos?”. Si quieren divertirse, sorprenderse y aprender un poco, esta es una buena opción para hacerlo. En lo personal, si algo respeto mucho es el mar por lo tanto, ver este tipo de imágenes y de retos me genera unos nervios impresionantes.

También les recomiendo la siguiente reseña porque viva la diversidad:

Disobedience, un romance prohibido