“La vida es bella “

¿Te gusta las películas de la Segunda Guerra Mundial?

La vida es bella es una película icónica que tienes que ver si eres fan de las películas de drama, comedia y guerra, época nazi  y la corrupción política.

 

 

La vida es bella  nos habla sobre La Segunda Guerra Mundial que está a punto de estallar en Europa. Mientras tanto, Guido llega a un pueblo italiano con la intención de abrir una librería. Allí se enamora de la novia de un fascista italiano, Dora. Ésta sucumbirá a sus encantos y Guido consigue que se case con él. El amor es uno de los principales mensajes de La vida es bella.
De la bonita unión nace su hijo que tendrá que vivir en primera persona los horrores de la guerra. La familia será recluida en un campo de concentración. Guido hará todo lo que esté en sus manos para hacer creer a su hijo que la vida es bella y que todo lo que están viviendo no es más que un juego…

Su mensaje universal lo eclipsa todo, y llegó a todos. Su éxito fue enorme: el mayor logro internacional del cine italiano desde la época dorada de Fellini, multipremiada, formidables críticas y una excelente taquilla son algunos de los datos de esta fábula sobre el escapismo de la imaginación en los tiempos del horror nazi.Este segmento de la película está lleno de color. A pesar de que Italia está sumida en el fascismo de Mussolini, los protagonistas viven relativamente bien.

Para comprender el estilo único de La vida es bella, hay que comprender primero a su director, guionista y protagonista: Roberto Benigni. Él es, principalmente, un humorista. Su herramienta principal es hacer reír a la gente. Por ese motivo sus amistades cercanas trataron de disuadir a Benigni de realizar la película, ya que el humor y el Holocausto no eran algo que casase especialmente bien. De hecho, se le insinuó que su público no iba a estar interesado en un film de esas características.

También es el segmento donde Benigni está más suelto con su faceta humorística y podremos disfrutar de bromas y gracietas varias mientras el intrépido tunante agasaja a su amada. Este tramo es más una comedia romántica que otra cosa, pero, para no olvidarnos de en qué momento estamos, Benigni se encargará de cortar algún momento con la dura y cruda realidad.

Aunque durante el primer segmento todo es más florido y alegre, Benigni no desperdiciará la ocasión de mostrarnos los actos deleznables que el racismo inculcado por el régimen de Mussolini en Italia provocaba a la gente que no pertenecía a la “raza superior”.

El hecho de ser gentil y no judío también suponía un reto para Benigni, puesto que para muchos parecía una ofensa que una persona no judía realizará una obra sobre el Holocausto. Sin embargo, Benigni siguió adelante documentándose y pidiendo consejos al Centro de Documentación del Judaísmo Contemporáneo de Milán.

La conocida película escrita, dirigida y protagonizada por Roberto Benigni (El tigre y la nievePinocchio) consiguió, nada más y nada menos, que tres Oscar (Mejor Actor, Mejor Película de Habla No Inglesa y Mejor Banda Sonora) en el año 1998. La conmovedora historia arrasó en múltiples festivales de cine. También, en el año 1998, llegó a conseguir el Goya a la Mejor Película Europea. La actriz Nicolleta Braschi (El tigre y la nieve) dando vida a Dora, la mujer de Guido y el pequeño Giorgio Cantarini (Gladiator), en el papel de Giosué, conforman el reparto principal.

1998: 3 Oscars: Mejor actor (Benigni), película habla no inglesa, bso. 7 nominaciones

1998: Festival de Cannes: Gran Premio Especial del Jurado. 2 nominaciones

1998: Premios BAFTA: Mejor actor (Benigni). 3 nominaciones

1998: Premios Cesar: Mejor película extranjera

1998: Premios Goya: Mejor película europea

1998: National Board of Review: Premio especial (Roberto Benigni)