Una historia basada en hechos reales que escandalizó al mundo del deporte.

En la década de los años 90. Tonya Harding (Margot Robbie) era una prometedora patinadora artística, la primera en conseguir, en 1991, el salto de triple axel en la historia de Estados Unidos.

En poco tiempo Tonya logró convertirse en una celebridad debido a su gran talento, desafortunadamente, también se hizo famosa por uno de los escándalos más escabrosos en la historia del deporte. En 1994 su principal rival para los Juegos Olímpicos de Lillehammer era su compatriota Nancy Kerrigan (Caitlin Carver). Poco antes del inicio de la competición, Kerrigan sufrió un infame ataque por un matón a sueldo, que intentó romperle la rodilla. La sombra de la sospecha recae entonces sobre el entorno de Tonya, desde su ex marido Jeff Gillooly (Sebastian Stan) hasta su guardaespaldas, Shawn Eckhardt (Paul Walter Hauser). El matrimonio se verá entonces envuelto en problemas legales y fue así como comenzó la decadencia de la carrera de Harding.

Después de conocer su historia te darás cuenta el éxito sobre el hielo no siempre estuvo acompañado de felicidad en su vida personal.

[youtube https://www.youtube.com/watch?v=k5mmR0lZw4k]

 

También podría interesarte: ESTRENOS EN NETFLIX PARA EL MES DE MARZO