Si eres alguien que disfruta mucho del cine seguro conocerás algunas de las “películas clásicas” del cine: Citizen Kane, Casablanca, 2001, etc. Sin embargo, hay una cinta en particular que parece que no es tan recordada como merece serlo, por no decir que completamente olvidada.

Estoy hablando de The Third Man del director Carol Reed, una cinta que no solamente es una de las mejores cintas de misterio y crimen, también es (en mi humilde opinión) una de las mejores películas de todos los tiempos.

Tomando lugar después de la segunda guerra mundial, The Third Man trata sobre Holly Martins, un escritor estadounidense que llega a Viena a responder a una oferta de trabajo de su amigo Harry Lime.

Sin embargo, cuando se entera que Harry ha fallecido, decide investigar su muerte y termina involucrándose en una conspiración criminal que podría terminar con su vida.

Holly Martens es un protagonista bastante bueno, la cinta se toma su tiempo en presentarnos a Holly y los eventos que llegaron a que el llegara a Viena, así como a su relación con Harry Lime y porque es que confía tanto en él. Logramos empatizar con el y, al ver las interacciones que tiene con los demás personajes de la historia, también logramos entenderlos a ellos.

Creo que lo más importante es que Harry se siente como un hombre real. No es un supe soldado con gran fuerza sobrehumana o un genio que puede rivalizar a Sherlock Holmes. Es solo una persona normal con sus propios problemas y dudas morales que se encuentra en una situación que va más allá de sus habilidades y entendimiento.

La película brilla gracias a las estupendas actuaciones de Joseph Cotten (quien lo hemos visto en cintas como Journey into Fear, The Last Sunset y Soylent Green), Alida Valli, a quien muchos recordaran por su aparición en Suspiria, Trevor Howard (Actuó en Gandhi y Sir Henry at Rawlinson End) como el Major Calloway – uno de los mejores personajes en la película y por supuesto, nada más ni nada menos que el gran Orson Welles como Harry Lime. Siento que no necesito decir nada sobre Welles.

La película hace un gran trabajo en mostrarnos como era Vienna en ese entonces. Era un lugar bastante diferente considerando que fue después de la segunda guerra mundial y el territorio estaba dividido de una forma muy particular y lejos de dejarlo como una simple mención, hace uso de este hecho para muchos momentos de tensión y de drama.

Ver a la gente que vive ahí, a los oficiales lidiando con el crimen y como funciona todo en esta ciudad hace que la ciudad en si sea un personaje más, por muy pretenciosa que sea esta frase.

Trevor Howard como el Major Calloway

Como toda buena película de misterio y de crimen, uno de los aspectos principales de esta cinta es la investigación que hay sobre los eventos que están rodeando a nuestro protagonista. La cinta nos presenta todos los eventos desde el punto de vista de Holly, por lo que cuando se va presentando la información y nuevas pistas comienzan a aparecer, la audiencia va descubriendo todo esto al mismo tiempo que Holly, lo que hace muy interesante el tratar de descubrir que es lo que paso y tratamos de descifrar como es que terminara esta historia.

Una de las cosas más interesantes de esta película es que después de cierto punto en la trama hay un gran giro de tuerca que cambia completamente todo el contexto y desarrollo de la película.

Es una de esas cosas que hace que al ver la película por una segunda vez obtengas un nuevo contexto sobre muchas de las cosas que pasaron con anterioridad, y esto es algo que aprecio siempre en una buena película.

Alida Valli como Anna Schmidt

Esta cinta está dirigida por Carol Reed con un guion de Graham Greene, Este director también nos trajo las excepcionales Night Train to Munich y The Fallen Idol, también con un guion de Graham Greene, (Dos cintas que también les recomiendo a todos los que disfruten una buena historia) y nuevamente demuestra sus talentos como director.

No solo logra capturar la atmosfera  de intriga y tensión que hay tomando en cuenta el contexto en el cual la película toma lugar, pero hay dos escenas en particulares (Una conversación y una persecución) que no puedo imaginar que nadie más hiciera.

La verdad es que yo amo esta película, es una de mis películas favoritas y una de las mejores que he tenido oportunidad de ver. No hay suficientes palabras para expresar lo mucho que la amo, y aunque me gustaría hablar un poquito más sobre el papel que tiene Welles en esta película, eso sería ir a territorio de spoilers, por lo que me abstendré de hacerlo. Solo quiero decirles una cosa: el tiene las mejores lineas de la pelicula

Con grandes actuaciones, un buen soundtrack, una trama intrigante y original, buena atmosfera, y uno de los mejores finales que he visto en una película, The Third Man es sin lugar a dudas una de las mejores películas que se ha hecho, y me sorprende mucho que más gente no hable de ella tanto como lo hacen con cintas como The Godfather, porque esta película ciertamente está a la altura de las más grandes.

Si consigo que tan solo una persona vea esta película por esta reseña me daré por bien servido, pero honestamente si eres alguien que ama del cine, estoy seguro que amaras esta película.