Upgrade es una película futurista, de ciencia ficción, podría decirse que es una mezcla entre Robocop, Her, e incluso Black Mirror, está dirigida por Leigh Whannell, el cual se dio a conocer como guionista de tres entregas de “Saw” (además de haber actuado en cuatro episodios de la misma) y dos de “Insidious”, y que debutó como realizador con “Insidious: Chapter 3” (2015).

La historia es la siguiente: Grey Trace (Logan Marshall-Green) es un mecánico que está demasiado acostumbrado a la vida “normal” y no tanto a lo tecnológico, sin embargo, vive de manera feliz con su esposa Asha (Melanie Vallejo), Asha, por el contrario usa todo tipo de tecnología y se acomoda al “mundo real”, por lo menos a su realidad. En un inesperado momento, la tecnología los traiciona, dirigiendo el “auto inteligente” a una zona peligrosa donde son “asaltados”, ella muere, Grey queda parapléjico, fin de la historia ¿cierto?

Pues No, poco antes del trágico accidente Grey y Asha se reúnen con Eron Keen (Harrison Gilbertson), un excéntrico millonario, antisocial, (incluso un poco “Emo”/Depresivo) obsesionado con el desarrollo de proyectos relacionados a la Inteligencia Artificial.

Así que sí, Eron ayudará a Grey, con su tecnología, una inteligencia artificial en forma de cucaracha electrónica llamada STEM, con la cual Grey podría recuperar el movimiento y control de su cuerpo, para así conseguir encontrar a los responsables de la muerte de su amada esposa.

Estoy consciente de que hasta ahora, quizá no suene tan interesante, no te preocupes, ni me culpes, lo mismo me sucedió al ver la película en el cine, pero ten un poco de paciencia, ya que valdrá la pena por completo.

STEM es implantado en el cuerpo de Grey y su función es básicamente ser un SIRI (Asistente personal de los celulares iPhone), o una Samantha (de la película HER), pero que además le permite hacer uso de su cuerpo (ya que recordemos que había quedado parapléjico), pero eso no es todo, STEM puede tomar control del cuerpo de Grey y básicamente lo convierte en un súper hombre.

El giro entretenido de esta historia de venganza, porque sé que hay miles de tramas similares, es que, a pesar de que Grey quiere vengar la muerte de Asha, se resiste a los actos que STEM le hace cometer, puedes esperar una dosis de comedia, y definitivamente escenas muy, MUY violentas, que aunque no seas fan de lo Gore o la violencia en general, te prometo que las vas a disfrutar por lo bien que están manejadas.

La resolución y el descubrimiento del villano, quizá no sea tan sorpresivo, incluso llega a ser predecible, pero hay un giro más y totalmente inesperado en la historia. No deja huecos en la historia, te resuelve cualquier duda que pudieras tener, el cierre de cada personaje es bueno, vas a sufrir, reír, estresarte, mantenerte al filo de la butaca, te guste o no del todo los temas de ciencia ficción, es una buena película y puedes disfrutarla sin problemas, totalmente recomendable.