El pasado lunes 10 de Diciembre tuvo lugar en la Ciudad de México la premiere de la película Creed II – “defendiendo el legado”. A este evento asistieron miembros del Consejo Mundial del Box como Mauricio Sulaimán, presidente del CMB, consideró este filme como parte del historial que dejó Sylvester Stallone sobre el mundo del boxeo en la gran pantalla.

Stallone fue declarado este 2018 Hombre de Año por el CMB por su promoción al boxeo, por su forma de llegar a los corazones; después de ver Rocky motivados a salir a correr a las calles, la mayoría se han inspirado con la música de estas películas, dijo Sulaimán.

Creed II es la 8a película de la saga de Rocky, secuela de la película Creed del año 2015, perteneciente al género de drama deportivo estadounidense dirigida por Steven Caple Jr, escrita por Sylvester Stallone y Cheo Hodari Coker, protagonizada por Michael B. Jordan, Stallone, Tessa Thompson, Dolph Lundgren, Florian Munteanu.

La premisa de la película revive la rivalidad entre Rocky Balboa e Iván Drago, la cual se suscitó 30 años atrás (en Rocky IV) cuando Drago pelea contra Apolo Creed y lo mata en el ring, por lo que después Rocky busca vengar la muerte de su amigo ganándole al ruso.

En esta ocasión podemos ver a un Iván Drago amargado, vengativo, el cual entrena a su hijo Viktor como una maquina de pelea, esperando el momento en el que pueda enfrentarse contra el hijo de su antiguo rival, Apolo Creed.

La película aunque es nostálgica no consigue llegar al punto de la emotividad, definitivamente aunque el deporte del box sigue siendo actual y es de gustos generales y para todas las edades, no creo que esta película sea para alguien que no sea fan de la saga, ya que es posible que no entienda el por qué del odio de los boxeadores rusos contra los americanos.

Sin embargo si eres fan de la saga, hay de dos, o sales muy decepcionado porque realmente no ofrece nada novedoso, es prácticamente como ver de nuevo Rocky IV solo con rostros nuevos y los viejos como entrenadores, o la misma nostalgia te lleva a disfrutar de esta entrega.

Debo decir también que el final es predecible, el desarrollo de los nuevos personajes es un tanto flojo, ya que no te cuenta bien el por qué son así, ejemplo Viktor Drago, entiendes que fue criado con odio, pero pareciera que ni él mismo sabe por qué hace lo que le dice su padre.

Sin embargo los diálogos de Rocky como en todas las entregas anteriores, dejan un mensaje positivo de perseverancia, de no rendirse, de ser humilde y afrontar tus miedos e inseguridades, el cual puede ser aplicado no sólo en el mundo del deporte, si no en la vida diaria.

Puede no ser la mejor película de la saga, pero definitivamente el legado que defiende no es como tal el del personaje de Apolo creed, creo que es más el legado de todo este universo que ha logrado trascender durante generaciones, y logra hacer un homenaje digno dirigido a las nuevas audiencias.

El filme se estrena en México el 1 de enero del 2019.